Declaración de la Misión

Somos una organización de revolucionarias y revolucionarios quienes compartimos visiones comunes de un mundo nuevo – un mundo donde controlemos colectivamente nuestros lugares de trabajo, comunidades y tierras y donde se satisfagan todas las necesidades básicas. Un mundo donde el poder y la participación fluyan desde abajo hacia arriba y la sociedad se organice por las aspiraciones, pasiones y necesidades de la gente en vez de las ganancias, los prejuicios raciales, el patriarcado o el imperialismo; y donde vivamos en unas relaciones sostenibles con el planeta.

Creemos que aquella visión solo se puede llevar a cabo a través del poder revolucionario de la clase obrera organizada en los lugares de trabajo, las comunidades, las escuelas y las calles para derrocar el estado y el capitalismo y construir un mundo nuevo desde abajo hacia arriba.

Como personas que buscan construir esta visión, estamos inspiradas por las tradiciones del comunismo libertario, el anarcosindicalismo, el especifismo, el plataformismo, el feminismo, la liberación “queer,” la liberación negra, el abolicionismo, el anti-racismo y sus historias de lucha global por la liberación. Creemos en la necesidad de un hogar político desde el cual organizarnos y proponer nuestra visión. Creemos en la necesidad de crear espacios para el desarrollo de nuevas revolucionarias que permitan el agrupamiento de militantes con ideas afines.

Vemos la necesidad de construir una organización específicamente anarquista unida alrededor de una serie común de ideas, estrategias y prácticas. Creemos que la organización política debe dirigirse a las necesidades de nuestros tiempos, y actuar como un catalizador en las luchas para expandir su potencial revolucionario. Las organizaciones políticas deben ser vehículos para construir, contribuir y aprender de las luchas sociales.